Estudio de Option Care revela que muchas veces se receta a los pacientes nutrición en el hogar que no satisface sus necesidades

Estudio de Option Care revela que muchas veces se receta a los pacientes nutrición en el hogar que no satisface sus necesidades
Una investigación presentada en la Semana de la Nutrición Clínica sugiere que una receta incorrecta puede provocar sobrealimentación, subalimentación, riesgos a la salud y mayores costos

ORLANDO, Florida, 9 de febrero de 2017 – Las prescripciones de apoyo nutricional al recibir el alta del hospital muchas veces no satisfacen las necesidades de los pacientes, según datos de Option Care que se presentarán en la conferencia de la Clinical Nutrition Week (CNW) (Semana de la Nutrición) de la American Society for Parenteral and Enteral Nutrition (A.S.P.E.N.) (Sociedad Estadounidense para la Nutrición Parenteral y Enteral). Si no se corrigen las prescripciones, es posible que los pacientes sean sobrealimentados o subalimentados, lo que pondría en riesgo su salud y, en el caso de la sobrealimentación, añadiría costos innecesarios.
Los investigadores de Option Care determinaron que las prescripciones al recibir el alta del hospital para nutrición parenteral en el hogar (intravenosa) no satisfacen las necesidades de los pacientes una de cada cuatro veces. Si bien la probabilidad de satisfacer las necesidades nutricionales para la nutrición enteral en el hogar (por sonda de alimentación) fue mayor, el 38 por ciento de las prescripciones no cumplió las necesidades de líquidos (hidratación). Los nutricionistas certificados de Option Care revisaron todas las prescripciones, realizaron evaluaciones nutricionales cuando los pacientes recibieron el alta para ser atendidos en el hogar y cambiaron la prescripción de nutrición en la forma recomendada si se justificaba, en función de los valores de laboratorio, el nivel de actividad y estado de salud general del paciente.

"El apoyo nutricional es complejo y la atención de calidad que se presta en el entorno del hogar exige una estrecha colaboración entre los médicos que refieren al paciente y un equipo cualificado de apoyo nutricional en el hogar que cuente con experiencia en apoyo nutricional y comprenda un nutricionista certificado, farmacéutico y enfermero", comentó Noreen Luszcz, RD, MBA, CNSC, autora principal del estudio y directora del programa para Option Care. "Cuando un paciente deja el hospital, es fundamental que el nutricionista de infusión en el hogar realice una evaluación de la nutrición para garantizar que la receta cumpla las pautas de A.S.P.E.N. (American Society for Parenteral and Enteral Nutrition, Asociación Estadounidense para la Nutrición Parenteral y Enteral) y las necesidades actuales del paciente sean satisfechas".

La sobrealimentación puede causar problemas metabólicos y un exceso de aumento de peso, además de incrementar los costos al proporcionar más nutrición de la necesaria. Los pacientes subalimentados pueden no aumentar de peso adecuadamente o no recuperarse con la rapidez que deberían.

Nombrado póster distinguido en la CNW de A.S.P.E.N. por excelencia e innovación, la investigación comprendió el análisis de las prescripciones nutricionales de 187 pacientes de nutrición parenteral en el hogar y 349 pacientes de nutrición enteral en el hogar
que fueron dados de alta en hospitales que no contaban con equipos dedicados de apoyo nutricional para aconsejar en la prescripción.

Para los 187 pacientes de nutrición parenteral en el hogar de Option Care, los investigadores determinaron que las prescripciones originales no satisfacían las necesidades de los pacientes, en promedio, un 23 % de las veces. Las conclusiones fueron las siguientes:

  • 41 (22 por ciento) no cumplieron las necesidades de líquido;
  • 48 (26 por ciento) no cumplieron las necesidades de aminoácidos (proteínas);
  • 39 (21 por ciento) no cumplieron las necesidades de dextrosa (carbohidratos);
  • 34 (18 por ciento) no cumplieron las necesidades de lípidos (grasas) y
  • 51 (27 por ciento) no cumplieron las necesidades calóricas totales.

Además, se recetó erróneamente nutrición parenteral en el hogar a 24 pacientes (13 por ciento) que deberían haber recibido nutrición mediante otras vías menos costosas, como la nutrición enteral en el hogar o la ingesta oral. La nutrición parenteral en el hogar debe recetarse solamente a los pacientes cuyos sistemas gastrointestinales no pueden procesar los nutrientes de forma adecuada. Los dos principales médicos prescriptores fueron especialistas en medicina interna (29 por ciento) y gastroenterólogos (19 por ciento).

En el caso de las proteínas, los pacientes recibieron inicialmente prescripciones que habrían provocado sobrealimentación el 48 por ciento de las veces y subalimentación el 52 por ciento de las veces. En las categorías restantes, fue mucho más probable que los pacientes recibieran inicialmente prescripciones que habrían provocado subalimentación. Los investigadores estiman que la cantidad promedio de exceso de proteínas recetadas tendría como consecuencia un costo de 179 837 USD adicionales por paciente que recibió terapia de nutrición parenteral en el hogar durante 90 días, la duración promedio de la terapia. Se determinó que corregir la receta de proteínas en el 12 por ciento de las prescripciones de nutrición parenteral en el hogar únicamente tendría como resultado un ahorro en costos de asistencia médica de 5,2 millones de USD.

Entre los 349 pacientes de nutrición enteral en el hogar de Option Care, los investigadores que evaluaron las prescripciones originales determinaron lo siguiente:

  • 133 (38 por ciento) no incluían la prescripción de irrigación con agua (de manera que el paciente no habría recibido suficiente líquido);
  • a 15 (4 por ciento) se les recetaron fórmulas que no eran las más adecuadas para su afección;
  • 10 (2 por ciento) hubieran sido sobrealimentados y
  • 18 (5 por ciento) hubieran sido subalimentados.

Los investigadores observan que hay varios factores que pueden llevar a que las recetas de nutrición tras el alta del hospital no satisfagan las necesidades del paciente. Muchas veces, son los médicos quienes hacen las recetas, y es posible que no cuenten con conocimientos especializados en nutrición y no tengan un equipo de apoyo nutricional cualificado —formado por un nutricionista matriculado, enfermero y farmacéutico— para guiarlos. Además, las necesidades nutricionales cambian con el tiempo. Un paciente con una lesión aguda puede necesitar más proteínas mientras se esté curando, pero dicha necesidad puede disminuir en el momento de recibir el alta para volver a casa. Si no se ajusta la receta, la persona puede recibir un nivel inadecuado de proteínas, que aumentan con el tiempo. Finalmente, se da un alto nivel de escrutinio para determinar si un paciente cumple los requisitos para el apoyo nutricional en el hogar (especialmente con Medicare), mientras que los hospitales no son sometidos al mismo nivel de evaluación.

El programa e apoyo nutricional de Option Care practica un enfoque de equipo multidisciplinario para la atención que incluye enfermeros, farmacéuticos y nutricionistas certificados en apoyo nutricional, quienes trabajan en estrecha colaboración con los médicos para brindar atención de la más alta calidad a los pacientes de nutrición parenteral y enteral en el hogar. Cada centro de gestión de la atención recibe el apoyo de un nutricionista certificado en todo el país.

A los pacientes se les receta nutrición parenteral porque no pueden satisfacer sus necesidades nutricionales oralmente debido a afecciones tales como cáncer, accidente cerebrovascular, trastornos gastrointestinales o complicaciones quirúrgicas. Ambas terapias se pueden administrar temporariamente en el hospital; sin embargo, unos 40 000 pacientes de nutrición parenteral en el hogar y 344 000 pacientes de nutrición enteral en el hogar por año reciben terapia de nutrición de forma segura y con menos costos en su hogar, lo que evita el riesgo de exposición a infecciones intrahospitalarias y permite volver al trabajo y a una vida activa. Aunque algunas personas reciben estas terapias por un período corto, muchos deben hacerlo a largo plazo y algunos durante toda la vida.

Acerca de Option Care

Option Care Enterprises, Inc. (Option Care) es uno de los proveedores de servicios de infusión en el hogar y en centros alternativos de tratamiento más grandes y más confiables del país. Como líder en la industria, la empresa se respalda en casi 40 años de experiencia en atención clínica para ofrecer gestión de la terapia basada en el paciente. Los servicios estrella de Option Care, Home Infusion Plus, comprenden la gestión clínica de los medicamentos de infusión, el apoyo de enfermeros y la coordinación de la atención. El equipo multidisciplinario de más de 1800 profesionales clínicos de Option Care —formado por farmacéuticos, enfermeros y nutricionistas— puede proporcionar cobertura de servicios de infusión en el hogar para casi todos los pacientes en los Estados Unidos que necesiten tratamiento de afecciones complejas y crónicas. Obtenga más información en www.OptionCare.com.